Consejos

EL CAMINANTE DEL DESIERTO

No se si realmente esto es una expresión pero lo cierto es, que en ocasiones anhelamos el encontrarnos con nosotros mismos y necesitamos evadirnos por distintos motivos. Existen personas que necesitan la soledad para descubrir nuevos caminos, mientras que otras, para liberarse en cuerpo y mente.
Para mi «el caminante del desierto» es un estado, en el que podemos liberar energía o, todo lo contrario, es el momento preciso en el que podemos recargarnos y recibir toda las fuerza del universo para continuar con nuestro camino.


En muchas ocasiones, también nos puede despejar de la rutina diaria y de las presiones que nos aprisionan y que son necesarias liberarlas en un lugar donde puedas conectar con la naturaleza, y no tiene que ser necesariamente en un desierto, puede ser un bosque, las montana, la playa o simplemente estando un rato a solas.
Sea como sea, el momento que invertimos para nosotros debe ser siempre especial y liberador, un momento que no tenga reglas, ni tiempo, ni fronteras. Es nuestro momento para ampliar nuestra mente y absorber todo lo que la vida nos quiere mostrar, por eso es único y privado.
«El caminante del desierto» también es una visión de uno mismo avanzando sin obstáculos, un tiempo de reflexión, de desfogar, de gritar, de llorar, de reír, de correr, de rodar, pero nunca detenerse, solo avanzar, sentir como el sol te abraza y el viento acaricia con energía tu cuerpo indicándote el camino y guiándolo a donde debes seguir .
Es un momento para sentir sin distracciones y expresarte en la soledad, que guarda tus inquietudes, tus frustraciones ,tu ira ,tu coraje ,tu sentir , tu amor, tu alegría, tu humildad, todo tu, sin límites.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *