Consejos

HASTA DONDE LLEGAN NUESTRAS FUNCIONES COMO PADRES

Cuando tomas la responsabilidad de educar, alimentar, proteger y amar a otro pequeño ser humano, es el momento en el que debemos actuar como padres y poner en practica todos los conocimientos adquiridos a lo largo de la vida para servir de guía a esa nueva personita o personitas que están bajo tu custodia.
A mediada que el tiempo transcurre, te encontraras con distintas vivencias que tendrás que analizar y solucionar de la mejor manera posible, en las que pondrás en practica tus «conocimientos» para mejorar la vida y el desarrollo de ese peque a cargo.


Con la ayuda de nuestros mayores y la experiencias compartidas con nuestros contemporáneos se consiguen grandes soluciones, deben seguir transmitiéndose en futuras generaciones ya que de ahí escribimos las notas para afianzar nuestras raíces.
Es cierto eso que los padres dicen que cuando tengas tu primer hijo no dormirás como hasta ahora, y es porque se crea una especie de vinculo con tu pequeño que no te permite descansar y que a medida que el crio crece, el vínculo más grande se hace.
La labor de padres, una vez que se adquieren ya no se abandona y a medida que crecemos nuestra función se amplifica, porque ahora no solo se trata de amar, alimentar y educar sino que también entran en juegos las preocupaciones típicas de cada edad, el deseo de que esa persona consiga sus propias metas, el que no consiga tropiezos graves en la vida, el que nadie le haga daño, y asa infinidad de preocupaciones de como será la vida de tu hijo.
Y por último, cuando has logrado que tu retoño se transforme en hombre y ahora cree su propia familia ,nuestra función de padres aumenta con la aparición de los nietos y de como será su evolución. Por lo que podemos decir que, una vez que nos convertimos en padres ya no lo dejamos y lo mantenemos durante toda nuestra vida.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *