.,  Anécdotas

COCINAR PARA NIÑOS = DIFICIL

Es muy bien sabido por todas nuestras madres que en los tiempo de cuando éramos niños, lo difícil y frustrante que fue el momento de nuestra alimentación, ya que esa tarea por regla general dependía solo de una persona que habitualmente era nuestra madre, también existían otros casos pero lo mas común, era que solo ella se encargara de nuestra alimentación.
Hoy en día donde las parejas somos o intentamos estar mas equilibradas tanto en lo profesional como en lo personal, nos encontramos con la división de tareas domesticas y donde entra también las labores de cocina. Hasta aquí todo muy bien, la cosa se complica un poco cuando no solo sois tu pareja y tu, sino que existen esos pequeños tesoros que has creado.


Cuando te encuentras en esta tesitura es cuando tienes que poner a prueba todo tu ingenio en la cocina y no dormirte en los laureles. La tarea de alimentar a los hijos o niños en general, es tarea complicada por que te puedes encontrar con barreras de todo tipo como el simple «eso no me gusta» o el «es que yo no puedo comer eso».
Como padres o tutores responsables de los niños, tenemos que velar por su buena alimentación, para un buen desarrollo mental y corporal. La complejidad de la alimentación se acentúa cuando aparecen las alergias o las intolerancias, cosa que se ha puesto muy de moda entre los jóvenes, decir que no pueden comer algo por que les da alergia o son intolerantes, en la mayorías de los casos puede ser cierto pero existe otra gran parte que lo aplica solo para excusarse y no consumir el menú que se les ha propuesto.
Lo importante para tratar de alimentar bien a tus niños es primero que conozcas sus gustos y cuales pueden ser sus platos preferidos y partiendo de aquí, introducirles nuevos alimentos para que conozcan las variantes de un mismo plato.
Otra puede ser cocinar de forma «minimalista» como yo lo llamo, para que los niños no puedan visualizar los alimentos que no les gustan o nuevos y puedan tomar esos alimentos y testarlos sin verlos. Una buena forma es por ejemplo pasándole las verduras que por lo general no les agradan (pero tan rico sabor dan).
Procurar de dar sabor a los alimentos y no caer en el error que comenten muchas personas que es dejar los alimentos insípidos para los niños o simplemente sin condimentar, excusándose en que es mas saludable para los niños, lo cual es falso por que lo mas importante de una comida es que tenga buen sabor para que guste a las personas bien sean niños, adolecentes o adultos.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *